Molts documents a diferents seccions de la Biblioteca parlen sobre governança, teniu clar a què es refereix aquest terme? Si la resposta és no, acabem de rebre un llibre que us pot ajudar a entendre-ho. Hacia una revolución de la gobernanza: reinventar la democracia, a càrrec del president de la Fundació Charles Leopold Mayer, Pierre Calame, és un diagnòstic de la situació del món actual que analitza el concepte de governança.

Paral·lelament a l’edició del llibre trobareu materials de reflexió sobre el mateix tema al Foro Latinoamericano sobre la Gobernanza, una iniciativa per a Llatinoamèrica de l’Institut de recherche et de débat sur la gouvernance. A més de poder descarregar el llibre en format PDF, hi trobareu el fòrum Reinventar la democracia, a partir de textos de Calame.

Us deixem amb un extracte del contingut del llibre (pàgina 15) sobre l’origen i contingut de la paraula governança:

“Gobernanza” (gouvernance) es una palabra que viene del francés antiguo – fue utilizada por Charles d’Orléans en el siglo XV-. Describe la conducta, el arte de gobernar.  […] La palabra gobernanza está de moda en la actualidad y ha sido objeto de muchos debates, no precisamente por una repentina pasión  por el francés antiguo, sino más bien porque nos llega a través del término inglés “governance”. Este término ha sido vulgarizado, sobre todo a propósito del sector privado -donde se habla de “corporate governance”- para designar al conjunto de técnicas de organización y de gestión de la empresa.

Su trasposición a los asuntos públicos, volviendo a su origen etimológico, todavía despierta cierto resquemor porque se trata de un término que ha sido popularizado en un enfoque neoliberal, para reducir y delimitar el campo de la acción pública, por vía de la connotación normativa de las recetas de “buen gobierno” impuestas por el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y posteriormente por la Unión Europea, como condición para sus ayudas. […] Contrariamente a las apariencias, es altamente político porque, so pretexto de reorganizar los diferentes niveles de responsabilidad en el seno de la sociedad, lleva a debilitar a los Estados centrales, subordinando sus funciones redistributivas a las lógicas de la economía liberal. “