El conseller d’Economia i Finances de la Generalitat, Antoni Castells, ha estat notícia aquest estiu pel seu paper en la negociació del finançament amb el Govern estatal i la seva tasca al front de la conselleria ha estat abastament analitzada pels diferents mitjans de comunicació. Nosaltres no us parlarem, doncs, de l’activitat política de Castells, catedràtic d’Hisenda pública de la UB (poc podríem dir que no hagi estat dit abans) sinó d’una altra faceta molt menys coneguda del conseller. Sabíeu que les lletres d’algunes de les cançons de Lluís Llach van sortir de la ploma d’un jove de disset anys anomenat Antoni Castells?

Castells i Llach es van conèixer el 1967 quan cursaven primer d’Econòmiques a la UB. Aleshores el cantautor ja havia gravat algunes cançons i era membre d’Els Setze Jutges. Parla Castells:

“Al principio de su carrera había algunas letras de canciones que escribíamos casi juntos. Lluís tenía una gran facilidad para la composición musical, pero no así para escribir. Hacía melodías en el idioma monstre, como él lo llamaba, esto es sin letra. Entonces, sobre aquella base musical yo hacía una poesía y se la enseñaba a medio hacer. La comentábamos, la rehacíamos y acababa saliendo una canción. Algunos títulos frutos de esta colaboración son Jo també he dormit al alba [sic], Somni, Despertar o Damunt d’aquesta terra […]. Recuerdo que muchas veces trabajábamos en la casa de mis padres, aunque otras, por razones políticas, pasaba temporadas en casa de unos tíos míos, en la que había un piano que Lluís utilizaba. De todas formas, él no era nada celoso con su obra y era muy fácil el trabajo conjunto. Pero no hay que olvidar que no se trataba de una relación profesional, nada más lejos de la realidad; era algo muy natural. Tampoco ha sido nunca ningún secreto. El mismo Lluís lo ha comentado cuando se lo han preguntado”.

Les seves paraules estan extretes de Lluís Llach : siempre más lejos, d’Omar Jurado i Juan Miguel Morales, on també es parla dels temps convulsos que els va tocar viure a la universitat. I ara us deixem amb Llach interpretant Jo també he dormit a l’alba en un concert celebrat el juliol de 1974 al Teatre Grec de Barcelona.