Sortim de la calor de Malí per arribar a l’hivern argentí. Passejant per Rosario, la ciutat a la vora del Paranà que exporta la majoria del gra produït al país, ens trobem un concert al Parque de España. Raul Carnota toca a ritme de chacarera una de les composicions del Cuchi Leguizamón, pare de peces clàssiques del folklore argentí. Es tracta de la Chacarera del expediente, una visió popular del curs que pren la justícia quan es tracta de jutjar els pobres. 


 
El pobre que nunca tiene
ni un peso pa andar contento
ni bien se halla una gallina
que ya me lo meten preso.

El comisario ladino
que oficia de diligente
lo hace confesar a palos
al preso y a sus parientes.

Y se pasan las semanas
engordando el expediente
mientras el preso suspira
por un Doctor influyente.

La tía vendió la cama
pa pagarle al abogado,
si algún día sale libre
tendrá que dormir parado.

El juez a los cuatro meses
lo cita pa interrogarlo,
como es pobre y tartamudo
ninguno quiere escucharlo.

Y la prisión preventiva
dictan al infortunado
que ya lleva un año preso
y hasta de Dios olvidado.

Amalaya la justicia
viditai los abogados,
cuando la ley nace sorda
no la compone ni el Diablo.

Estas son cosas del pueblo
de los que no tienen nada,
esos que juntan millones
tienen la Casa Rosada.